Carnívoro, término genérico que se aplica a cualquier animal que se alimenta principalmente de carne o de otros animales. Más estrictamente, alude a cualquier mamífero del orden de los Carnívoros. Los carnívoros están situados en el extremo superior de las cadenas alimentarias que forman la red trófica de los seres vivos. Se alimentan de herbívoros, que a su vez lo hacen de plantas o dinoflagelados, que se sitúan en el extremo inferior de las cadenas alimentarias absorbiendo y almacenando energía directamente del Sol. Los carnívoros viven solos o en pequeños grupos, y en ocasiones son víctimas de otros carnívoros.
Esta acepción general del término carnívoro también se aplica de forma más específica al orden de los Carnívoros, con excepción de algunos miembros de este orden, por ejemplo muchos osos, que son omnívoros y pueden a veces seguir una dieta principalmente vegetal. Los carnívoros son un grupo muy extendido. Tienen dientes adaptados para apresar y desgarrar, una coordinación física muy desarrollada, flexibilidad de comportamiento, y vínculos fuertes entre los padres y sus descendientes. Según ciertos autores, el orden se ha dividido en dos subórdenes: los Pinnípedos, con pies en forma de aletas, y Fisípedos, con dedos en los pies. Los Pinnípedos son los leones o lobos marinos y los osos marinos (familia Otáridos), las focas verdaderas (Fócidos) y las morsas (Odobénidos). El suborden Fisípedos engloba a las familias a las cuales pertenecen: perros, osos, mapaches, comadrejas, gatos, hienas y civetas.
Las mandíbulas de los animales del orden Carnívoros son poderosas y se desplazan respecto a un eje transverso sólo hacia arriba y hacia abajo, careciendo de los movimientos de rotación que se observan en otros animales. Los dientes se han adaptado a los hábitos de alimentación, de modo que en la mayoría de los carnívoros cada mandíbula tiene seis dientes cortantes cuneiformes, dos caninos curvados, fuertes y afilados, y molares que han desarrollado superficies cortantes. El número de molares varía entre las distintas familias. Los gatos pueden tener un vestigio molar único en cada mandíbula, mientras que los perros conservan más piezas, que utilizan para triturar los huesos. Los osos (Úrsidos), con excepción del oso polar, son omnívoros, y las coronas de los molares posteriores presentan tubérculos que mejoran su capacidad para triturar vegetales. El aparato digestivo de los carnívoros es mucho menos complicado que el de los herbívoros, ya que no tienen que romper la celulosa vegetal.

© Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Enciclopedia Microsoft® Encarta® 2000. © 1993-1999 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.